¿Por qué es tan importante que mi web sea responsive?

responsive

Seguramente todos los días navegues en Internet desde tu móvil. O incluso en este mismo momento te encuentras leyendo este artículo desde tu smartphone. Y en algunas ocasiones has tenido que ir moviendo la pantalla porque la página web no se visualizaba de una sola vez en tu dispositivo. Esto último sucede cuando la página web no tiene un diseño responsive.

 

¿Qué es el Diseño Web responsive?

 

Un diseño web responsive es aquel que permite que la página web se adapte en función de la pantalla que se está utilizando para verla, ya sea ordenador, tablet o teléfono móvil. Pero no hablamos solamente de que la web se “vea”, un diseño responsive también cuida que el texto se adapte para que pueda leerse, que las imágenes se puedan visualizar perfectamente, que los botones e iconos tengan el tamaño adecuado… En definitiva, que todos los elementos que componen una página web se adapten al dispositivo.

 

¿Por qué es tan importante?

 

El principal motivo por el que nuestra clínica debe tener una página con un diseño web responsive es por la experiencia que nuestros usuarios van a tener al ver esta web. Nuestra página debe tener como principal objetivo transmitir el mensaje que queremos con las menores molestias posibles de cara a sus usuarios.

 

Ya lo decíamos al principio, todos tenemos al alcance de la mano un móvil con el que podemos acceder a cualquier tipo de información y  tu clínica sanitaria no va a ser menos. Piensa en ese momento de relajación o de ocio en el sofá de casa al finalizar el día. Es el momento en el que tu futuro paciente aprovecha para buscar información sobre algo que tiene en mente: ese empaste que siempre tiene pendiente o una revisión para los niños… Ellos tienen ante sí mismos centenares de páginas webs que te ofrecen servicios similares. Si en estas condiciones de igualdad se encuentran con páginas que no se ven correctamente en el dispositivo que están usando… seguramente acabarán abandonándolas.

 

De igual modo también hay que tener en cuenta que la capacidad de atención de un usuario hacia un móvil no es la misma que la de un usuario sentado frente a su ordenador. El usuario del móvil tiene menos paciencia y quiere una respuesta más inmediata. Y el más difícil todavía: Quizás esté lejos de su router, la conexión wifi sea lenta o en una zona sin buena cobertura 4G, por lo que es de vital importancia que la página sea ligera.

 

A estas alturas de lectura del artículo seguramente ya estarás haciendo pruebas con tu página web y comprobando si es responsive o no. En el caso de que algo falle, siempre puedes ponerte en contacto con nosotros. Sabremos ponerte en contacto con quien pueda ayudarte 😉

Comments are closed.