Mejorar el precio de los servicios de nuestra clínica ¿Nos beneficia?

clinicas-precios

Ya seas un joven doctor, un profesional autónomo o un empresario que gestiona varias clínicas, el precio de los servicios que ofreces es algo en lo que no te paras a pensar muy a menudo. Es cierto que la tentación de bajar los precios es algo que está ahí, pero vamos a ayudarte a evitarlo. 

Desde que abriste tu clínica tenías claro la importancia del precio sobre los servicios que ofreces. Siempre has querido ofrecer un precio adecuado al mercado, pero que a su vez te permitiera ganar dinero: cálculos, costes, seguros, alquiler, materiales, honorarios de tu equipo… Y en base a eso decidiste qué precio era más justo. 

Aún así, pasó el tiempo y comenzaste a darte cuenta que no llegaban a contratar tus servicios. Y fue ahí cuando comenzaste a fijarte en los precios que la competencia fijaba a servicios similares al tuyo. 

La estrategia de bajar los precios para vender más 

“Tengo que ser más barato que los demás”. A primera vista parece algo atractivo y que va a conseguir resultados de manera inmediata: a menor precio, más clientes y a más clientes mayores recomendaciones con el boca a boca.

Pero no todo es tan fácil. Podríamos tener los mismos gastos, igual número de clientes y hacer nuestros servicios de la clínica menos rentables. Porque bajar tus precios no significa obligatoriamente que vayas a vender más.

Bajar los precios, ¿un error?

 

En la gran mayoría de los casos, sí. Necesitas vender mucho más que antes y si aumentan las ventas, también aumentarán los costos: más material, más personal para atender a un mayor número de clientes, más gestión administrativa… ¿sigues pensando que sí?

Contrariamente a lo que pueda parecerse, hay quien prefiere precios altos. ¿Por qué? Porque los relacionamos con material y servicios de primera calidad. Si eres el protésico más barato del país, muchos pacientes te eliminarán de sus opciones. La percepción del producto cambiaría sólo por su precio.

Mejor aumenta el valor de tus servicios 

Los pacientes suelen decir que tu producto o servicio es caro, pero lo cierto es que según un reciente estudio el precio es un factor secundario en la decisión de un profesional u otro. Sí, lo ve caro, pero no tiene por qué significar que el precio sea alto. Más bien se refiere a que el precio es elevado para lo que le estás ofreciendo. 

Y es aquí cuando: o bajas el precio, o aumentas la percepción del valor que tus clientes tienen de tus servicios

Casi la mitad de los pacientes no repite con profesionales que parecen despreocuparse por la experiencia en clínica. Si ésta es positiva,  el 78% de los volverá a requerir tus servicios, y en un 65% de las ocasiones recomendaría la clínica a amigos y familiares.

Reflexiona, ¿sigues creyendo que lo mejor es bajar los precios de los servicios de tu clínica?

Pacientes que es mejor alejar

Podría ser que a pesar de haber puesto en valor a tus servicios haya quien directamente no pueda permitirse tus tarifas. No pasa nada. Quizás no estés hecho para ellos. Lo mejor es dejarlos marchar y poner el foco en atraer otro tipo de público. ¿Cómo? Mejor te invitamos a que conozcas nuestro catálogo de soluciones y descubras por tí mismo/a cuál hará que tu esfuerzo valga la pena.

Comments are closed.