5 elementos imprescindibles para crear una oferta irresistible

5 elementos imprescindibles para crear una oferta irresistible

 

Empecemos por el principio. Una oferta es una acción comercial que debe formar parte de tu Estrategia de Marketing Digital. Incluir ofertas en nuestro Plan de marketing es una acción necesaria para conseguir alguno de nuestros objetivos en concreto. 

 

Es importante saber qué objetivo es el que queremos alcanzar antes de determinar una oferta: dar a conocer un servicio nuevo, aumentar el número de seguidores, ganar pacientes… en base a lo que queremos, se diseñará para que sirva de trampolín hacia el éxito de tu negocio y cumplir con los objetivos.

 

Sí, tu negocio. Antes de nada, para que una oferta funcione, lo primero que hay que hacer es pensar en la clínica como un negocio. Suelen existir reparos a la hora de promocionar un centro de salud, pero al fin y al cabo, para que los pacientes potenciales te conozcan y quieran convertirse en clientes, es necesario captarlos de alguna manera.

 

Por otro lado, otro tema importante a reflexionar antes de diseñar la oferta, es a qué tipo de persona queremos atraer y por qué. No tiene sentido regalar adhesivo para dentaduras si nuestro objetivo es atraer familias con niños pequeños. Tampoco es coherente regalar contenido de valor “genérico” sin saber qué queremos. Estarás haciendo un gran esfuerzo y ya adelantamos que no vas a recoger los resultados que esperas mientras estás desatendiendo a tu paciente potencial.

 

Es normal que cuando regentas un centro de salud pequeño, lo primero que pienses sea que vas a tener menos ganancias por cada venta, pero debes considerar cada oferta como una inversión. Los beneficios se verán a largo plazo e irán creciendo de forma exponencial.

 

Siendo conscientes de que vivimos en un mundo tecnológico en el que diariamente se lanzan cientos de miles de rebajas en las redes sociales, ¿Qué diferencia la tuya respecto a las demás? 

 

Si decides lanzar una oferta que sea más de lo mismo, dejarás a tu cliente en manos del azar en el momento de decidir si se acerca a tu clínica o si se va a la competencia. Por eso, en este post traemos 5 elementos que no pueden faltar la próxima vez que te ofertes tus servicios:

 

Añade un valor añadido al producto o servicio

 

El primero de los elementos que va a convertir tu oferta en irresistible es el propio producto o servicio que estás ofertando. Si tus clientes/ pacientes potenciales perciben ese gran valor, ya está a medio camino de la venta.

 

El valor percibido por los clientes es esencial para conseguir el éxito. Únicamente cuando estamos convencidos de que un servicio vale su precio o incluso más, es cuando hacemos la compra. 

 

Para que esto funcione, el primer paso del Plan de Marketing es añadir valor al servicio hasta conseguir que el paciente lo perciba como algo de mucha calidad para el precio que tiene. Nadie va a comprar algo si cree que su dinero vale más que el servicio a contratar.

 

Para aumentar el valor percibido: 

 

  • Explica los beneficios de tus servicios.
  • Demuestra los resultados a través de testimonios de pacientes satisfechos.
  • Presenta la oferta de manera profesional, con un buen diseño e incluida en una campaña de marketing efectiva.
  • Pon en valor el producto, explicando cuánto has invertido para conseguir ese servicio o el precio en que está valorado el producto.
  • Ofrece un buen servicio de atención al cliente

 

Bonus

 

Los bonus son pequeños “caramelos”, es decir, miniproductos o miniservicios que ofreces junto al servicio que quieres vender y que aumentan su valor percibido.

Regalar por regalar no es efectivo. Piensa algo que esté relacionado con la temática del servicio ofertado o con tu clínica en sí.

 

Para saber si este bonus es realmente valioso, pregúntate si podría ser vendido por separado como producto principal. Si la respuesta es sí, entonces tu oferta va pintando muy bien.

 

Ofrece varias opciones

 

A nadie le gusta que le vendan, y menos si se trata de servicios médicos.  Cuando el cliente solo tiene la opción de comprar y la de abstenerse, se siente encerrado en esas dos opciones, lo que muchas veces no termina muy bien para la empresa.

 

Ofrecer otras alternativas, abre la mente del cliente potencial, para sentirse como un agente activo en la oferta. Aunque el cambio entre las opciones sea muy sutil, darle opciones a elegir ya está consiguiendo que el cliente venga con una actitud más receptiva, al menos a escucharte.

Lo ideal es que tú mismo selecciones una opción que sea la que realmente te interesa vender y le des más “cariño”, destacándola por su precio, por lo que incluye o por sus características. Además, su presentación puede ser más llamativa que las demás.

 

Juega con el tiempo

 

 

Hablemos claro: cuando lanzas una oferta, quieres que tu cliente contrate ya.

Bastante tiempo has destinado en planificar, diseñar y publicar, como para también esperar ahora a que el cliente se decida por el servicio ofertado.

 

Además, en el momento de ver la oferta, el cliente se encuentra estimulado y recién informado, dispuesto al menos a pensar qué va a hacer. No hay que perder esta oportunidad porque igual no vuelve a repetirse. 

 

No dejes escapar a tu futuro paciente y crea urgencia en tu oferta, limitando la cantidad de plazas disponibles o determinado un corto espacio de tiempo.

 

Usa llamadas a la acción

 

Por último, de nada sirve diseñar una oferta muy jugosa si solo la dejas ahí publicada sin animar a nada. 

 

Las llamadas a la acción son textos que motivan a los usuarios a realizar una acción determinada. Por ejemplo, contratar el servicio o llamar al centro de salud. 

 

En general, las personas estamos acostumbradas a seguir directrices para no perdernos, sin embargo, cuando estas palabras son demasiado agresivas generan rechazo. Usar las palabras adecuadas que capturen a tu futuro paciente harán que le sea imposible escapar de esta oferta.

 

Estas son solo unas pautas que, siguiendo de manera adapta a tu clínica, tu servicio y tus objetivos, se convierten en el plan perfecto para atraer a clientes potenciales que deambulan por la red buscando a qué clínica o centro de salud acudir.

 

No te agobies antes de lanzar una oferta pensando si va a funcionar o no. Lánzate a probar, crea una estrategia de marketing siguiendo estas directrices y mide los resultados, si cumple tus expectativas, repítela las veces que necesites, pero si no atrae nuevos pacientes, cámbiala hasta dar con la clave.

Comments are closed.